Sobre la tricotilomanía

¿En qué consiste la tricotilomanía?
 
Es ni más ni menos que el acto o la conducta repetitiva de arrancarse el pelo, que puede ser el cabello o cualquier pelo del cuerpo, aunque lo más frecuente es la localización en la cabeza y cara. Esto que en principio podría parecer natural llega a ser preocupante y convertirse en un verdadero trastorno cuando tirarse del pelo provoca un malestar psicológico significativo o un deterioro social, laboral o de cualquier otra dimensión en la vida de quien lo padece. Este malestar se traduce por un sentimiento de descontrol, de pérdida o de molestia incontrolable por ejemplo.

 

¿Por qué ocurre?
La conducta repetitiva de arrancarse el pelo suele darse por sentimientos de ansiedad, por una especie de ritual que acompaña a la falta de control de este impulso que al hacerlo provoca placer o reducción de la ansiedad aunque después aparecen los sentimientos de culpa y reproche. De cualquier modo un vez instaurada dicha conducta se automatiza y existen diferentes grados de automatismo y conciencia acerca de dicho descontrol.
¿Cómo tratarla?
Se considera que la tricotilomanía es un tipo de trastorno obsesivo compulsivo y su tratamiento desde la dimensión psicológica consiste en psicoterapia dirigida a reducir y evitar dicha conducta. Los pasos van desde el acuerdo con el paciente sobre la necesidad de eliminar dicho hábito, la toma de conciencia de esta conducta, mediante un registro acordado con el paciente; en una tercera fase el entrenamiento de una conducta asociada y alternativa a la tricotilomanía y que sea incompatible con ésta. En fases posteriores el refuerzo y apoyo social y la consolidación del procedimiento. Esta terapia está basada en un modelo cognitivo conductual.

Deja un comentario