Hablemos de personalidad

Habitualmente nos referimos al término personalidad o a conceptos cercanos de forma muy amplia, incluso se la atribuimos a objetos o a grupos, por ejemplo, “este coche tiene mucho temperamento” o “Somos un equipo con personalidad”. Como si personalidad fuese un distintivo diferencial y único. También cuando decimos de alguien que tiene mucho carácter o muy fuerte el temperamento, estamos pensando en alguien inflexible y de difícil trato.

La realidad, tras varias décadas del estudio los rasgos psicológicos es que la personalidad sabemos que tiene al menos estas características:

1.- Marca o predispone a tener un tipo de actitud o tendencia de un estilo propio

2.- Facilita un amplio grupo de conductas o respuestas de forma general

3.- Esta tendencia se muestra en una variedad importante de situaciones en la vida

4.- Es un patrón estable a lo largo de la vida del sujeto. (Genio y figura…)

¿Y el temperamento?  Podemos afirmar que es la forma en la que se expresan las emociones (ira, miedo y alegría). Es la parte genética de la personalidad.

Por otro lado el carácter es la parte de la personalidad que se configura  a partir de hábitos  adquiridos a lo largo de su vida y que se refuerzan en su expresión cotidiana. Aquí se deja ver la influencia de la educación ya sea formal o informal para modelar el carácter.

Así pues temperamento y carácter son dos dimensiones de la personalidad humana y ésta a su vez es el conjunto de atributos y características internas y externas que configuran al sujeto en su manera de relacionarse consigo y con su entorno.

En el estudio de la personalidad se suelen utilizar diferentes herramientas o test para su medición, ya sea en el ámbito clínico (MCMI, MMPI) o de forma genérica por ejemplo en recursos humanos (16PF, Big five). Nosotros vamos a analizar con algo más de detalle las cinco dimensiones de este último modelo.

1.- Neuroticismo (inestabilidad emocional, tendencia a experimentar emociones negativas como miedos, sentimientos de culpa, tristeza, enfado).

2.- Extraversión  (tendencia a interrelacionarse con las demás personas, a ser asertivos, proactivos y expresar de forma verbal).

3.- Apertura a la experiencia  (imaginación y creatividad, sensibilidad estética, capacidad de introspección, curiosidad y avidez por aprender cosas nuevas).

4.- Tendencia al acuerdo  (capacidad para establecer vínculos sociales, altruismo, solidaridad y mayor empatía y preocupación por los demás).

5.- Escrupulosidad  (organización y planificación, capacidad para controlar los impulsos, actuar con propósitos o metas claras y alcanzar objetivos y logros).

El estudio de la personalidad en el ámbito clínico nos permite establecer un diagnóstico y una terapia adecuada a cada caso. Los trastornos de la personalidad se manifiestan por un patrón más inflexible de pensamiento y comportamiento que son desadaptativos y causan un malestar significativo a quien lo padece, llegando a dificultar en sus dimensiones de su vida personal, social y profesional.

En estos casos solemos emplear herramientas, por ejemplo el MCMI-III de Theodore Millon que detectan una prevalencia o prominencia de los trastornos de personalidad que veremos a continuación.

GRUPO A: EXCENTRICA/AISLADA

1.- Trastorno de la personalidad de tipo paranoide (CIE-10 301.0):

Su característica principal es la desconfianza y la sospecha hacia los demás. Atribuyen a los demás conspiraciones y juicios maliciosos en su contra. Suelen ser personas muy rencorosas y celosas con sus parejas.

2.- Trastorno de la personalidad esquizoide  CIE-10 301.20):

Se trata de personas frías emocionalmente, distantes y aisladas. Se distancian de las relaciones sociales y hay una restricción de la expresión emocional en el plano interpersonal. Suelen tener actividades solitarias y a menudo excluyen el contacto afectivo y las relaciones sexuales.

3.- Trastorno de la personalidad esquizotípica CIE-10 301.22):

Es un paso más respecto al trastorno de la personalidad esquizoide con déficit sociales e interpersonales asociados a malestar agudo y una capacidad reducida para las relaciones personales, así como distorsiones cognoscitivas o perceptivas y excentricidades del comportamiento. A veces se atribuyen poderes ya sean en forma de pensamiento mágico, sexto sentido, etc. La excentricidad y el aislamiento extremos marcan este trastorno.

GRUPO B: DRAMÁTICA/ERRÁTICA

4.- Trastorno Límite de Personalidad CIE-10 301.83):

Patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la efectividad, y una notable impulsividad. Suelen tener sentimiento recurrente de vacío, recurrir a la amenaza suicida. Ira y enfados desproporcionados, y a menudo esfuerzos frenéticos para evitar un abandono, ya sea real o imaginado. Existen también ideas paranoides y algunos trastornos disociativos graves en estas personas.

Ejemplo.  WINONA RYDER: TLP ya moderado pero destacado por mucha impulsividad, robos, y abuso de drogas. Protagonizó junto a Angelina Jolie la película “Inocencia Interrumpida” dónde justamente interpreta el papel de una chica con TLP

5.- Trastorno de la personalidad antisocial CIE-10  301.7):

Patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde la edad de 15 años. Hay en su biografía historias de imprudencia con riesgo para ellos mismos o para los demás. Y en la esencia de una falta de remordimientos, tratando de justificar del haber dañado, maltratado o robado a otros.

El personaje del Jocker sería un ejemplo para este trastorno.

6.- Trastorno de la personalidad narcisista CIE-10 301.81):

Las personas que tienen este trastorno presentan sentimientos excesivamente exagerados de autovaloración, grandiosidad y superioridad en relación con los demás. Presentan una necesidad de admiración y una falta de empatía hacia los demás. Quizás la característica esencial sea que es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas.

Hitler bien podría ser un modelo de narcisismo

7.- Trastorno de la personalidad histriónica CIE-10 301.50):

Son personas que constantemente buscan atención y a menudo se comportan dramáticamente en situaciones que no justifican ese tipo de reacción. Las expresiones emocionales de las personas que tienen personalidad histriónica suelen ser consideradas superficiales y exageradas. En resumen, excesiva emotividad y una búsqueda de atención.

GRUPO C: ANSIOSA/INHIBIDA

8.- Trastorno de la personalidad dependiente CIE-10 301.6

Estas personas tienen una necesidad excesiva de que se ocupen de ellos, que ocasiona un comportamiento de sumisión y adhesión y temores de separación. Necesitan de los demás para su validación y para la satisfacción de sus necesidades básicas. Presentan dificultades para expresar el desacuerdo con los demás debido al temor a la pérdida de apoyo o aprobación.

9.- Trastorno de la personalidad de evitación CIE-10 301.82):

Patrón de  inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa. Suelen tener pocas relaciones sociales debido al temor de ser rechazadas. En esencia, aislamiento social, retraimiento, miedo a las críticas, la desaprobación o el rechazo

10.- Trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva CIE-10 301.4):

Las personas que tienen este trastorno muestran preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control mental e interpersonal, a expensas de la flexibilidad, la espontaneidad y la eficiencia inflexibles ante el cambio y se molestan si la rutina se ve alterada debido a su obsesión por el orden. Son ansiosas y están pendientes en exceso por los detalles, las normas, las listas, el orden, la organización o los horarios. También muestran incapacidad para despojarse de objetos, así como rigidez y obstinación.

Michael Jackson reunía muchas características de este tipo.

Deja un comentario